¿Qué son los Peajes de Acceso?

La electricidad depende del transporte para que, una vez producida, llegue a los lugares que se necesita. Este transporte requiere de mantenimiento e infraestructuras. La parte de la factura que se paga por el transporte de esa energía y por usar la infraestructura que lleva la luz y el gas hasta su destino es el peaje

Quien cobra ese peaje en la factura de la luz o el gas es tu comercializadora, como por ejemplo Renovae Energy, pero ese dinero no se lo queda sino que va al regulador, que se encarga de repartirlo entre las distribuidoras y transportistas de la energía. 

Este peaje supone alrededor del 40% de tu factura y su coste es el mismo para todos, sin importar qué compañía tengas. El ministerio competente es el encargado de fijar la cantidad a pagar en el peaje de la factura, y se va revisando frecuentemente, con su publicación en el Boletín Oficial del Estado. El peaje de la luz puede revisarse trimestralmente y en el caso del gas semestralmente. 

Que veas o no el peaje desglosado en tu factura dependerá del mercado en el que estás. En caso de que estés en el mercado libre, habiendo elegido tu tarifa, seguramente no puedas ver tu peaje desglosado en tu factura de la luz. Esto se debe a que ya se te ha incluido en los previos del término de potencia y el término de energía que sí ves en la factura. No los ves, pero están ahí y se te cobran.

Por otro lado, si estás en el mercado regulado (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor o PVOC), la parte de peajes de acceso a la luz sí debe ser desglosado por tu comercializadora. En este caso es posible comprobar la parte que pagas por el uso de las infraestructuras de transporte de la electricidad.  

Para saber de qué se compone el peaje de acceso a la red eléctrica y del gas tenemos que tener en cuenta que el peaje de acceso tiene dos partes. Una es un término fijo que, en el caso del peaje de electricidad, depende de la potencia contratada. En el caso del gas, guarda relación con el consumo anual y la presión del suministro. También hay otra parte del peaje que pagas que es un término variable, que depende del consumo de electricidad o gas que utilices. 

Como hemos visto, debemos pagar por el transporte desde su lugar de generación hasta su destino de consumo y eso se hace a través del peaje o tarifa de acceso de la luz o el gas. El gobierno es el ente regulador, y no la comercializadora. Su aplicación es igual para todos y, en el caso de la luz, depende de la potencia contratada y, en el caso tanto de la luz como del gas, del consumo que haces.