Ahorra luz en Verano

Las altas temperaturas de este verano han coincidido con la subida de la luz, pero siguiendo algunas recomendaciones... ¡Conseguiremos que no se dispare la factura de la luz!. 

Es un consuelo saber que, según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDEA), podemos llegar a ahorrar un 60% de energía con medidas tan sencillas como usar toldos en las ventanas.

A continuación hemos recogido las medidas más idóneas para que disfrutes de tu verano a un precio más reducido.

Luz natural

En verano los días son más largos, con lo que tenemos a nuestra disposición más horas de luz natural. Evita la iluminación artificial lo máximo posible. 

Persianas

Algo muy simple que puedes hacer es bajar las persianas y cortinas en las horas con altas temperaturas y evitarás que se sobrecaliente la casa. Si no fuera suficiente siempre puedes instalar toldos  en las ventanas para lograr mayor eficiencia. 

Ventiladores

Puede que en algunas horas sea inevitable usar el aire acondicionado, pero debes saber que un ventilador necesita un 90% menos de energía.

Orientación de tu vivienda

Aprovecha los espacios más frescos de tu vivienda teniendo en cuenta la orientación y exposición al sol de la misma.

Aislamiento del hogar

Si aislas paredes y techo puedes reducir un 30% en tu factura de la luz. Como también es importante hacerlo en ventanas, por lo que un doble acristalamiento es una buena opción. En caso de que quieras hacerlo con las puertas, cuentas con unas tiras flexibles aislantes llamados burletes. 

Ventilación

Conseguirás minimizar las horas de consumo de los sistemas de refrigeración si refrescas tu vivienda durante las primeras horas de la mañana y por la noche. 

Ubicación del aire acondicionado

Para optimizar la eficiencia del aire acondicionado es importante saber que las mejores zonas para ubicarlo son en las sombras y con buena ventilación. Si el dispositivo se calienta, gastará más energía para enfriarse y el gasto subirá notablemente.

La clase de tu aparato 

Reducir el tiempo de consumo de nuestros dispositivos es importante, pero igual de importante es la eficiencia energética de los mismos. De mayor a menor eficacia encontramos los de clase A + + +, A + + o A +. Tenlo en cuenta en tu próxima compra, tu factura te lo agradecerá. 

Si te vas de vacaciones...

Todos los aparatos que no vayas a usar, desenchúfalos. Por ejemplo el microondas, el televisor, la consola, el ordenador, el router, etc. Tampoco olvides la nevera, o por lo menos graduar su temperatura. 

Bombillas LED

Estas bombillas son un ejemplo de eficiencia energética, consumiendo un 80% menos de energía. Su precio es algo más caro, pero esta inversión nos supondrá un gran ahorro.

Tenemos que tener en cuenta, que son mejores para la salud al no generar luz ultravioleta ni infrarroja y además son respetuosas con el medio ambiente al consumir menos energía. 

Hidratación y vestimenta

Al igual que refrescamos nuestras viviendas, es importante que cuidemos nuestra temperatura corporal. Para ello tenemos que mantenernos hidratados y comer alimentos fríos, además de cuidar nuestra vestimenta, procurando que sea fresca y con colores claros. 

La Tarifa ideal

Tanto en verano, como en cualquier época del año, lo ideal es elegir la tarifa que mejor se adapte a tus necesidades. Nosotros podemos ayudarte a conocer tu perfil de consumo eléctrico para saber que potencia eléctrica contratar. 

Deseamos que estas recomendaciones te ayuden tanto a reducir la factura de la luz, como a disfrutar de tus merecidas vacaciones. ¡Un cordial saludo desde Renovae Energy!